Planificar un programa para bajar de peso

Si deseas perder peso o simplemente mejorar el cuerpo que ahora tienes, planificar un programa para bajar de peso es un primer paso muy importante. Esto te ayudará a mantenerte motivado, fijarte metas y conseguir la figura que deseas. 

Por eso un programa para bajar de peso debe comenzar con una serie de tareas. Las cuatro primeras tareas que se deben hacer, con el fin de estar en camino a verse y sentirse como te gustaría son las siguientes.

Considera lo que quieres lograr

Necesitas asegurarse que sean cosas medibles, no sólo una expresión de deseos. Asegúrate que sean fáciles de medir para que seas capaz de seguir tu progreso y que te ayude a motivarte.

Planificar un programa para bajar de peso
Planificar un programa para bajar de peso

Todas las siguientes metas son buenas para comenzar: Voy a perder X kilos o X libras (un clásico), Voy a reducir mi medida de la cintura en X centímetros, Voy a reducir grasa en X porcentaje (adecuado si tienes algunas escalas modernas).

Sin duda, deberían ser realmente motivadoras, ya que debes mantenerlas aun cuando los tiempos se pongan difíciles. Escoge algunas de las metas que sean alcanzables, y que ciertamente quieres lograr. Puedes querer dividirlas en etapas.

Puedes decidir exactamente cuántas elijes, un número de personas prefiere usar una sola para poder enfocarse más fácilmente, algunos otros utilizan un número determinado.

Una única meta, sin duda te mantiene enfocado. La elección de un número determinado puede que tengas que distribuir tus esfuerzos, aunque son más propensos a ver el progreso en uno 1 de ellas con frecuencia.

La evaluación de tu progreso es fundamental y una cuestión que debes tomar en consideración. Si estás buscando perder unas pocas libras, entonces esto será bastante fácil, sólo tienes que pensar (esto debería ser idealmente lo primero a hacer por la mañana, tan pronto como sales del baño).

Es posible pensar en algo creativo para realizar el seguimiento, como por ejemplo tener una imagen diaria, sin duda puede ayudarte a notar realmente los cambios que estás logrando. Siempre mantén un registro de todas las mediciones, sin duda importante es importante.

Puedes usar un cuaderno para llevar un registro, o hay varias aplicaciones móviles o programas informáticos que pueden hacer esta tarea mucho más sencilla. Asegúrate de revisarlo al menos una vez a la semana más o menos.

Piensa dónde te encuentras actualmente

Al lograr esto tendrás la capacidad de mirar y apreciar la distancia a la cual has llegado. Sé 100% honesto contigo mismo y no te mientas, porque puedes frustrar tu progreso y el que terminas perdiendo eres tú.

Escribe exactamente cada una de las medidas que has optado hasta ahora. Asegúrate de observar estos números para darte cuenta de tus progresos. De esta forma tendrás la perspectiva necesaria para saber cuán lejos has llegado y ver si hay cosas por corregir.

Una vez que sepas exactamente lo que te estás esforzando, es necesario pensar en forma realista en torno a cuál es la forma más eficaz de llegar a tu destino. Es probable que sea una combinación de gastar más calorías y consumir menos.

Dieta

Planificar un programa para bajar de peso
Planificar un programa para bajar de peso

Para perder peso, vas a tener que comer un número menor de calorías de las que quemas. De ahí que la primera cosa que necesitas hacer, es entender la cantidad de calorías que estás quemando.

Mediante esto, se puede calcular tu meta diaria de calorías. Tiene que ser inferior a la cantidad que estás gastando, como se dijo arriba.

Cada 7 días deberías perder aproximadamente menos de 1 kilo por cada 500 calorías en función de tu gasto diario y lo que consumes. Sin embargo, necesitas estar consciente que tu cuerpo ralentiza tu metabolismo (es decir, la velocidad a la que se quema las energías), cada vez que tiene un menor número de calorías.

Entonces tu cuerpo entrar en modo de inanición, ya que trata de mantener sus suministros de energía y no suele ser bueno al final, para la quema de grasa. Esto significa, que es mejor que no intentes morirte de hambre y selecciones un déficit calórico de menos del 25 por ciento del total, que el cuerpo usa cada día.

Si está recortando la cantidad total de calorías que estás comiendo vas a tener que sacar lo mejor de ellos. Es muy probable que sientas hambre y que puedas pasar de tu límite; por ello debes tratar de:

  • Elegir alimentos ricos en proteínas.
  • Evitar los alimentos con índices glucémicos altos, como los que tiene gran cantidad de azúcar y los carbohidratos.
  • Lo más saludable son las frutas y verduras.
  • Asegúrate de beber suficiente cantidad de agua.

Realmente es bastante sencillo hacer un plan para perder peso, el secreto está en ser disciplinados y tomar en cuenta las recomendaciones en este post.

Artículos Recomendados

Déjanos tu comentario