Cómo seguir una dieta personalizada

Perder peso no es una tarea fácil. Requiere esfuerzo, voluntad, dedicación y no renunciar; porque sabemos lo difícil que puede resultar bajar de peso, es preciso en este momento y con absoluta sinceridad, interpretes lo sucedido con otras dietas que realizaste y las razones por las que no pudiste lograr tu objetivo de perder peso. Por eso la mejor manera de adelgazar es aprender a cómo seguir una dieta personalizada.

Evalúate a ti mismo y tus comportamientos para seguir un plan de alimentación con éxito. No hay dos dietas que funcionen de la misma manera para todos, porque el cuerpo de cada persona requiere de diferentes cantidades de nutrientes para estar saludable.

Dieta personalizada

Tu condición médica actual, el nivel de actividad física, tu edad, sexo y la cantidad de calorías diarias que necesitas son factores que determinan la forma en que tu cuerpo reacciona a una dieta. Personaliza tu dieta de acuerdo a tus necesidades con el fin de mantener o perder peso.

Pasos a seguir

Perder peso no es tan complicado y menos cuando nos enfocamos en seguir una dieta personalizada. A continuación, puedes ver los pasos para seguir una dieta personalizada sin afectar tu salud.

Debes ser específico

Establece una fecha real en la cual desees iniciar tu plan de alimentación y una fecha en la que te gustaría alcanzar tus metas. Si hay algunos eventos que requieren tu atención, tenerlas en cuenta antes de una fecha.

Necesitas determinar la cantidad de calorías que tu cuerpo necesita cada día

Conocer esta cantidad puede ayudarte a mantener un peso saludable. Serás capaz de saber si necesitas comer menos y hacer más ejercicio para alcanzar tus metas.

Hazte algunas preguntas

Para que puedas tener éxito, debes interrogarte y responder de manera sincera. Averiguar por qué tus dietas anteriores han fracasado, si necesitas apoyo para seguir adelante con tu plan y cuántas veces al día comes.

Investiga si tienes tiempo para preparar tus comidas o si eres más propenso a comer fuera de tu casa.

Conocer este tipo de información te ayudará a hacer un plan de nutrición basado en tu personalidad, fortalezas y debilidades. También debes averiguar tu tipo metabólico para establecer una dieta personalizada.

Mantén un registro diario.

Anota todo lo que comes durante una semana, incluyendo bebidas, condimentos y aderezos; mantener un registro de cada trozo de comida que entra en tu boca te permitirá visualizar tus hábitos alimenticios y reconocer lo que tienes que cambiar.

Debes ser realista

Cómo seguir una dieta personalizada
Cómo seguir una dieta personalizada

Pierde no más de 1 o 2 libras por semana. Establece metas pequeñas y alcanzables en lugar de metas grandes y globales.
Por ejemplo, voy a perder 10 libras en tres meses, en lugar de 10 libras en dos semanas. Serás más propenso a continuar con metas más pequeñas a medida que las cumplas, que frente a un objetivo más amplio el cual parece inalcanzable.

Haz los ajustes personales que sean necesarios

Si tienes algún problema médico, como presión arterial alta o colesterol, que requieren una dieta especial, anota esto en tu plan.
Adáptate a situaciones en las que tiene que trabajar muchas horas y puedes tener limitaciones de tiempo en la preparación de la comida o en la práctica de ejercicio.

Consulta a un nutricionista

El nutricionista puede ayudarte a personalizar la dieta y nutrición, establecer metas para que te mantengas por el buen camino, asegurándote que estás alcanzando tus metas de manera segura y con éxito.

Si estás luchando con tu plan actual, también puedes hacer cambios que te beneficien y puedas sentirte bien.

Pueden aparecer contratiempos

El hecho de que no alcances un objetivo o te desviaste del plan, no significa que tienes que renunciar por completo.

Evalúa si el plan creado originalmente era demasiado difícil de seguir y realiza los cambios correspondientes. A través de una dieta personalizada tu objetivo estará más cerca de cumplirse.

Artículos Relacionados: